jueves, 7 de enero de 2016

Animación

Hay tres etapas para un scout dentro de cada sección: integración, participación y animación. Yo personalmente creo que mis primeros dos años de manada fueron de integración y participación, y a partir de entonces, aunque estuviera en una nueva sección, siempre creo haber formado parte de la animación.

La integración es para aquellos que llegan nuevos a una sección o a la comunidad scout en general. Son los que necesitan de los participadores y de los animadores para integrarse y poder evolucionar y pasar a otra etapa en la que se sientan más parte del grupo en el que se encuentran y al que pertenecen.

Una vez integrados, empiezan a participar, a colaborar con los compañeros y están completamente integrados con los compañeros.

Llega el momento en el que empiezan a preparar actividades para los demás y ayudar a los que están en la etapa de integración, haciendo así que las cosas funcionen mejor dentro del grupo y permitiendo hacer cosas nuevas que interesan a todo el grupo.

Esa es la etapa en la que he creído estar siempre: la animación, pero este año más que otros creo que soy importante en mi grupo porque verdaderamente me encuentro en el año de participación (el tercero y último en la sección en la que estoy, esculta) con un grupo de integración (los que están en primer año de la sección) de muchas personas y con solo una amiga que está en la misma etapa que yo. Para nosotras dos supone un esfuerzo muy grande y una dedicación especial que intentaremos llevar lo mejor posible. Estamos a disposición de los que llegan nuevos y es nuestro momento de servirles para que sean capaces de llevar la sección ellos solos el año que viene.

Canción con título francés: l'aprés midi

Esta pieza, que llevo tocando desde hace varios en el piano no me cansa nunca. Es cansada para la mano izquierda y bailarina para la derecha, pero puedo alargarla todo lo que quiera y la tengo tan interiorizada y me parece tan fácil que llevo mucho tiempo tocándola sin olvidarme de cómo hacerlo. Me gusta por todo lo que hay en ella, pero también porque es una de las canciones de mi película favorita, "Amelie". Espero seguir tocándola durante mucho más tiempo, porque me permite soñar y despejar la mente en cualquier momento.

Cinefórum: la purga

Con el objetivo de reflexionar sobre distintos temas, todos los años que he estado en la esculta del Alborada 434, hemos hecho al menos un cinefórum. Este año, vimos "La purga", una película en la que la sangre corre sin parar. El argumento consiste en una noche al año en la que no existe el delito, por lo que cualquier asesinato o en general cualquier crimen no tendrá represalias. El Gobierno tomó esta decisión para evitar tantos crimenes a lo largo de los años.

Después de ver la película estuvimos hablando de diferentes asuntos que aparecían en la película. Nos hicimos preguntas poniéndonos en la situación del argumento como ¿matarías a alguien? Yo pensé que la ley que permitía todos los crímenes durante una noche era absurdo si el objetivo era evitar tantos asesinatos, porque personas que si no existiera la ley no harían nada, con la ley "sacrficaban" (como dicn en la película) a muchas personas.

Canción con título italiano: una mattina

Una mattina es una canción que toco desde hace poco en el piano. Es una canción con la que, según mi profesora de piano, Ludovico Einaudi dió en el clavo. Esa melancolía, las nubes que se escapan entre notas, el sol que sale, los dedos que se deslizan por el piano y el olor de la hierba mojada por la noche son las cosas en las que pienso cuando la escucho. También me recuerda al cine en francés subtitulado al que fui con mis padres, mis hermanos y mi tía Cris a ver la película "Intocables", donde escuché la canción por primera vez.

Una ocasión especial

No todos los días tu padre cumple 60 años. Mejor dicho, solo UN día en toda tu vida (y en toda la de tu padre) tu padre cumple 60 años. Por eso cuando iba a llegar el día de mi padre, me propuse hacer algo especial para él, contando con que yo no estaría ese día. Primero pensé en un álbum de fotos, pero en casa ya tenemos muchos y me pareció una idea poco original. Más adelante, cuando mi madre me dijo que le haríamos una fiesta, pensé que lo mejor era hacer algo que fuera a llamar la atención de todos los que acudieran a la fiesta. Esto me dio la idea de hacer un montaje de vídeo con fotos en las que saliera en diferentes etapas de su vida y con la mayor cantidad de gente posible (intentando también incluir a todos los invitados de la fiesta). Por lo visto la idea funcionó y le gustó a mucha gente, además hice que se acordara de mi y de mis hermanos que no pudimos estar con él porque estábamos en una acampada scout.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Preparación de actividades

En el tiempo que llevo siendo scout (que ya es bastante) he podido aprender cómo preparar actividades para un grupo de gente. Dependiendo de las características de ese grupo podrás hacer una cosas u otras, pero siempre hay unos sencillos pasos que te pueden ayudar a organizar tu actividad:

1. Piensa en el conjunto de personas para las que haces la actividad, y acorde con ello, elige el tipo que quieres hacer. Por ejemplo, si lo haces para niños pequeños puede ser una manualidad o un juego de mucho movimiento, mientras que si son adolescentes puede ser una dinámica en la que tengan que reflexionar sobre temas de actualidad.

2. Busca ideas/información: puedes encontrar cosas originales en internet, pero seguro que compartiendo tu idea principal con otras personas, tu actividad puede mejorar y ganar mucha imaginación.

3. Ambienta tu idea: si organizas algo que mucha gente conoce, una buena idea es ambientarlo. Puedes hacer que todo gire entorno a un tema, para que la actividad sea más amena y divertida. Además tienes infinidad de temas en los que puedes ambientarla, como por ejemplo animales, una época histórica, grupos sociales, películas, etc.

4. Haz listas: tanto de los materiales que vas a necesitar, como de las conclusiones que esperas sacar de la actividad o de las normas o los pasos a seguir. Cuantas más cosas apuntes, menos cosas se te olvidarán.

5. Asegúrate de que a todos les queda claro qué es lo que tienen que hacer para que todo vaya bien, ¡¡¡y disfrútalo!!!

sábado, 19 de diciembre de 2015

Back to the roots



Desde hace un tiempo toco una canción en el piano con mi hermana, y no es una canción cualquiera. Puedo decir que es una de las más importantes y bonitas para mí, entre otras cosas porque la compuso mi tío abuelo Antonio Gonzalo en 1952. El nombre es "Itxasokoa", que significa "canción del mar" en vascuence. Me gusta por la melodía, pero también porque cuando la empecé a tocar fue como acompañamiento para mi hermana, que era un poco pequeña y no podía tocar todo lo de la partitura a la vez. También me gusta porque cuando la toco me imagino como era la vida en la época en la que se compuso, me imagino a mi padre escuchándola cuando era pequeño, disfrutando de la oportunidad de conocer las notas tocadas por el compositor, que seguramente sea el único que pueda tocar las canciones con el sentimiento que se merecen. Me gusta también porque representa de dónde viene una parte de mi familia, y me hace acordarme de la suerte que tengo de poder volver cuando quiera a mis raíces. Me gusta porque es la canción de una familia, mi familia.







lunes, 2 de noviembre de 2015

Partido Sotocantos - Cisneros

El 24 de octubre de 2015 el equipo Soto/Tres cantos jugamos en casa (Tres Cantos) contra el equipo Complutense Cisneros B. Mi senguda partido, y por lo tanto, mi segundo reto. Esta vez salí a jugar todo el partido y no como suplente, lo que me gustó mucho ya que pude disfrutar cada minuto del partido.

 Mi posición esta vez fue de segundo centro, una posición muy parecida a la del ala pero que no terminaba de controlar, ya que el ala tiene un lado del campo fijo durante todo el partido y el resto de los tres cuartos van moviéndose más o menos por todas partes. Esto no lo entendí y durante todo el partido me constaba saber hacia dónde tenía que moverme lo cual era muy disgustante tanto para mí como para mis compañeros que creo que se desesperaron alguna que otra vez conmigo. En la segunda parte lo hice mejor ya que me cambiaron por una compañera que estaba de ala y esto me facilitó mucho las cosas. Aún así me he podido dar cuenta en algunas fotos de que podía haber desarrollado mejor mi función a la hora de placar, que es algo que me está costando bastante y no se si es por miedo, por falta de práctica o porque necesito emplear mejor mi forma. En cualquiera de los casos mi propósito es mejorarlo para los próximos partidos.



 El partido en general nos fue bien al equipo, ganamos 57-5. Ese ensayo del Cisneros, aunque fue sólo uno, fue duro porque el que lo marcó se nos escapó sin que nos diera tiempo a alcanzarlo. Recorrió medio campo solo y llegó a la línea de ensayo sin ningún obstáculo, con todo nuestro equipo corriendo por detrás con la lengua fuera.



He aprendido que no importa el resultado si no la manera a la hora de jugar, pero también a la hora de estudiar, viajar o hacer cualquier otra cosa en nuestras vidas. En todo el partido hubo 63 puntos marcados, pero solo hubo cinco de los que pudimos aprender algo.

domingo, 25 de octubre de 2015

Primer partido Getafe-Tres Cantos/Soto

El 17 de octubre de 2015 (dos días después de mi cumpleaños) jugué mi primer partido en el que el equipo tuvo que desplazarse hasta Getafe para jugar contra el equipo sub 16 de allí. Yo, como parte de mi equipo que soy, también fuí. Éramos dieciséis jugadores (de los cuales sólo dos chicas, mientras en Getafe eran cuatro), por lo que uno debía estar en el banquillo. Al ser mi primer partido esa fue la posición que me tocó durante la primera mitad del tiempo, en la que pude fijarme en cada una de las posiciones y sus funciones dentro del equipo.

Al llegar el descanso teníamos un lesionado de tobillo y solo catorce jugadores en el campo. A pesar de eso no me metieron a jugar para que fueramos quince sino que el entrenador me cambió por otro jugador al que no recuerdo exactamente qué le sucedía. La segunda mitad del tiempo pude poner en práctica las cosas que en la primera mitad había analizado que debía hacer en cada momento. Aún así mi función no fue difícil ya que estaba de ala y el chico que tenía la misma posición que yo en el otro equipo apenas tocó al balón. Reconozco que a pude hacer más cosas y mejores, ya que una de las veces tuve el balón muy cerca de la línea de ensayo y podía haber avanzado más para que aunque me placaran mi equipo estuviera más cerca de marcar los puntos. A pesar de eso me sentí bien al terminar el partido porque algunos compañeros estaban contentos con mi trabajo y me felicitaron.

domingo, 11 de octubre de 2015

Recogida de alimentos para Siria

El sábado 3 de octubre se organizó en Colmenar Viejo una campaña humanitaria de ayuda a Siria con el objetivo de recoger alimentos para los refugiados sirios. La campaña se organizó en diferentes supermercados en los que voluntarios como yo informábamos a las personas que iban a comprar de nuestra campaña y organizábamos los alimentos donados.

La experiencia fue increíble y muy diferente a cualquier otra que haya vivido. Me di cuenta de la cantidad de personas que se preocupan por las situaciones difíciles de otras independientemente de lo bien que estén las suyas propias. Pero también pude ver que hay gente que se desentiende de estos problemas tan importantes de solucionar, sin ser capaces de empatizar con las familias que lo están pasando mal.

Hubo muchas reacciones diferentes a la hora de intentar hablar con las personas que entraban en el supermercado. Algunas pasaban olímpicamente de tí, como si no existieras, otras, en cambio, te escuchaban atentamente para luego colaborar con la campaña o para no colaborar pero por lo menos hacerte sentirte escuchado.

Hubo momentos en los que pasé verdadera lástima, por ejemplo, hubo un hombre que cuando le contamos nuestro propósito nos dijo "esque estoy muy mal", pero a la salida nos donó un paquete de macarrones. Otra señora pudo donarnos apenas una lata de garbanzos porque estaba "ayudando a uno de sus tres hijos". Hubo también un anciano que al contarle nuestros objetivos, pidiéndole que donara una lata nos respondió "pa' mi la quisiere". Pero la que peor me sentó de todas aquellas respuestas fue la de una señora bien vestida que nos dijo "yo no ayudo a los sirios". Esa fue la peor respuesta de todas. El día que en España pasemos hambre esa mujer no se acordará de los sirios, se acordará de cuando su ego le impedía compartir todos los medios que tenía de los que en ese momento no podrá disponer. Y no habrá sirios que, acomodados en otras partes de Europa, la ayuden.